Fieles al legado de Frederick Catherwood

106 Views 0 Comment

En 1844, Frederick Catherwood, junto con John Lloyd Stephens, dio conocer al mundo entero la existencia de las ciudades mayas, sus pirámides y sus esculturas monumentales. Frederick Catherwood, en compañía de John Loyd Stephens, viajó en el siglo XIX a la península de Yucatán  y documentó en su libro “Incidentes de viajes a Yucatán” sitios arqueológicos que no habían sido explorados… maravillando al mundo entero.

Considerado uno de los más célebres viajeros de la historia, Catherwood el dibujante, arquitecto y arqueólogo británico, nacido en Londres, Inglaterra, en 1799 y fallecido el 20 de septiembre de 1854 vino al mundo en el seno de una familia acomodada que pudo costearle una excelente formación académica.

Estudió arquitectura y pintura en la Royal Academy, así como arquitectura y escultura clásicas en Italia, Sicilia y Grecia, de forma que tuvo ocasión de visitar las ruinas de Taormina, Mesina, Siracusa, Atenas, etc. En 1815, cuando contaba dieciséis años, obtuvo su certificado de “perfecto gramático, buen orador y poeta, bien instruido en latín, griego y hebreo”.

 

Después de terminar sus estudios viajó por Oriente entregado a lo que era su verdadera vocación artística, y así pudo realizar dibujos a escala de numerosas antigüedades en Egipto, Arabia y Tierra Santa. En 1823 fue contratado como asesor para la restauración de las mezquitas de El Cairo, y más tarde, a finales de los años treinta, trabajaba otra vez como arquitecto en un despacho en Estados Unidos.

Fue por aquel entonces, en el momento en el que Catherwood se hallaba en Nueva York montando una exposición sobre sus primeras obras, cuando conoció a John L. Stephens, quien en 1839 le propuso un viaje a la zona de Yucatán y Centroamérica para explorar los vestigios arqueológicos de antiguas civilizaciones que habían estado asentadas por aquella zona.

Stephens era ya conocido por sus libros de viajes, pero era la primera vez que se decidía a constatar por sí mismo el creciente número de informes existentes sobre las civilizaciones perdidas de las selvas yucatecas. El proyecto implicaba que, mientras Stephens escribía acerca de las ciudades antiguas que fueran encontrando, Catherwood las dibujaría. Éste último era ya entonces un dibujante maduro y consumado, que plasmaba en sus obras monumentos e inscripciones con gran fidelidad y captaba hasta los más pequeños detalles.De esta forma, ambos personajes formaron un equipo de cuyo trabajo resultó en 1841 un primer libro titulado Incidentes del viaje por Centroamérica, Chiapas y Yucatán, que se publicó en dos volúmenes.

Un segundo viaje en 1842, les llevó a trabajar en Chichén Itzá, Cozumel, Tulum, Izamal y Aké.

Después de siete meses de trabajo dibujando los monumentos de la cultura maya; publicaron en 1843 el libro Incidentes del viaje por Yucatán, que contenía un total de 85 láminas diseñadas por Catherwood y que se convirtió en un auténtico best seller de su época.

El análisis de Catherwood acerca de la técnica estructural de la arquitectura maya es valioso; estimó que el muralismo maya había de considerarse superior al romano de Pompeya y Herculano. Su precisión en el dibujo es tal que, en algunos casos, ha sido posible descifrar la fecha de una estela únicamente con base en los dibujos de jeroglíficos por él realizados.

Fieles a este espíritu, Catherwood Travels busca brindar experiencias semejantes a los viajeros del siglo XXI, ofreciendo expediciones únicas e inolvidables a través del imponente mundo maya… viajando con Catherwood dejas de lado las rutas y lugares convencionales para entrar en el reino de lo extraordinario, de las experiencias que sólo están reservadas para unos pocos afortunados viajeros.

En estos increíbles recorridos siempre estarás acompañado de expertos, gozarás de las más modernas comodidades y gran lujo; tendrás acceso a lugares que no están abiertos al público y pueden visitarse únicamente con la autorización correspondiente. Puedes elegir hospedarte en alguna de las varias haciendas, joyas arquitectónicas restauradas y convertidas en hoteles que opera The Luxury Collection así como Private Villas & Haciendas.

Tu experiencia será enriquecedora en más de un sentido, estarás contribuyendo a mejorar la vida de las comunidades cercanas ya que la Fundación Haciendas del Mundo Maya, A. C. utiliza parte de las ganancias para crear proyectos productivos, programas de salud, educativos y sanitarios así como preservar la naturaleza y el medioambiente… Podrás comprobar por ti mismo que el espíritu de los grandes viajeros del pasado no se ha extinguido y al mismo tiempo formar parte de ese selecto grupo de aventureros.

 

0 Comments

Leave a Comment