Tres experiencias extraordinarias

146 Views 0 Comment

Con Catherwood Travels las posibilidades son infinitas; creamos para ti experiencias únicas que enriquezcan tu visión del mundo. Diseñamos recorridos originales para viajeros afortunados; momentos que lo incluyen todo; belleza, aprendizaje y diversión… Te ayudamos a crear espacios para encontrarte contigo mismo. Aquí tres ejemplos

Cenotes privados

Sumérgete en completa privacidad en las aguas sagradas de los cenotes Xocempich y Xchen… Son propiedad privada y se encuentran estratégicamente ubicados, el primero cerca de Chichén Itzá y el segundo cerca de Ek Balam.

Complementa esta experiencia con las delicias culinarias preparadas siguiendo la tradición culinaria maya por las manos de los habitantes de las comunidades cercanas.. delicias tales  como tortillas hecha a mano, incluso  puedes aprender a hacer las tuyas. (a los niños les encanta) y ver el proceso de sacar la deliciosa “cochinita enterrada” del horno de tierra.

Anfiteatro de James Turrell

El anfiteatro, concebido por James Turrell a la entrada de un cenote, se puede visitar durante el día en la Hacienda Ochil. El Árbol de Luz, en Hacienda San Pedro Ochil, es un claro ejemplo de la obra de Turell…

Turell toma elementos del paisaje, un cenote, un árbol, un relajante y al mismo tiempo imponente espacio creado por la naturaleza y hace su propia interpretación del mismo a través de la luz, como si el lugar tuviese una doble vida, es uno de día y despierta por la noche para adquirir su otra personalidad, mágica.

Este anfiteatro puede ser visitado de día, pero sólo unos pocos afortunados tienen acceso a ella por la noche y disfrutar de ella en todo su esplendor…

Hacienda Xocnaceh.

Xocnaceh es una hacienda sin restaurar ubicada muy cerca de la hermosa Uxmal y de la Ruta Puuc….  en su terreno puedes explorar una acrópolis, mucho más antigua que los edificios en pie en los sitios arqueológicos vecinos; ya tenía siglos en pie cuando comenzó a construirse la Pirámide del Adivino.

Los más de mil años de diferencia con las ciudades de la zona Puuc le dan un estilo arquitectónico distinto. En la hacienda se encuentra una iglesia en ruinas del siglo XVIII que aún conserva hermosas pinturas.

En el interior de esta hermosa iglesia servimos comidas yucatecas tradicionales. Después de comer, puedes refrescarte en el antiguo tanque, y disfrutar del misticismo del lugar, su historia y su imponente belleza.