Camino al Hokol Vuh

234 Views 0 Comment

¿Qué resulta de unir a los 18 máximos expositores de la gastronomía a nivel mundial, las antiguas tradiciones culinarias mayas, la rica cultura de Yucatán y el compromiso de mejorar las condiciones del cultivo local?… El resultado es el Hokol Vuh, el evento cúspide de la gastronomía en México del 2019, déjanos guiarte…

Ya estamos a nada del 23 de noviembre, noche en que el cielo estrellado del mayab se iluminará en el milenario reino de Ake con la presencia de los chefs que participan en esta edición, ellos son: Kyle Connaughton, Val M. Cantú y Mike Bagale de Estados Unidos, Helena Rizzo y Manu Buffara de Brasil, Leonor Espinosa de Colombia, Norbert Niederkofler de Italia, Virgilio Martínez de Perú, Zaiyu Hasegawa de Japón y los mexicanos Jorge Vallejo, Guillermo González, Edgar Núñez, Martha Ortiz, Benito Molina y Daniela Soto-Innes, reconocida como la mejor cocinera del mundo este 2019.

Este equipo de reconocidos y talentosos cocineros reinterpretarán la esencia, el sabor y aromas de la cocina yucateca en una magna cena integrada por 9 platillos y maridada por Moët & Chandon, en un concepto de cocina abierta, para un afortunado puñado de comensales, pero para poder hacerlo, primero deben sumergirse profundamente en nuestra cultura, empapándose de nuestra esencia hasta llegar a nuestras raíces, para ello tuvieron una serie de actividades y convivencias organizadas por Catherwood Travels.

El primer día de los chefs comenzó con un desayuno en la terraza de la Hacienda Tekik de Regil, una joya arquitectónica de la Belle Époque en Yucatán, ahí pudieron probar los huevos encamisados, huevo con chaya, Dzotobichay, pan de la casa, así como frutas locales de temporada. Posteriormente hicieron un recorrido por Xocnaceh, una hacienda sin restaurar que en su terreno cuenta con una acrópolis que ya tenía siglos en pie cuando comenzó a construirse la Pirámide del Adivino en Uxmal, el paseo fue guiado por el arqueólogo Tomas Gallareta, la visita incluyó un almuerzo que incluyó las quesadillas mayas y xec de milpa, pollo en escabeche y Manjar Blanco de coco.

La aventura continúo con una visita al sitio maya más grande de la Ruta Puuc, Uxmal. Para terminar el día visitaron La Hacienda Ochil donde experimentaron el “Árbol de Luz” de James Turrell, así como una cena donde probarán algunos platillos típicos de Yucatán, sopa de calabaza, lechón al horno, ensalada de flores, dulce de papaya y los caballeros pobres.

Para el segundo día de actividades los chefs vivieron la experiencia Fundación Haciendas del Mundo Maya visitando Yaxunah, ahí comenzaron sus actividades con un desayuno en los traspatios, ahí comieron brazo de reina, vaporcitos con maíz criollo y espelón, negritos y tortitas de chaya, así como frutas de la región. Después aprendieron de manos de mujeres mayas a preparar tortillas, así como el enterrado de la cochinita pibil. También tuvieron la oportunidad vivir de cerca la experiencia de la milpa donde se les contó sobre la gran importancia que tiene para nuestro pueblo, así como una introducción al banco de semillas. Así mismo visitaron el taller en qué artesanos yucatecos trabajan el cuero y urdido. Para almorzar disfrutaron de la cochinita enterrada que previamente prepararon junto a la comunidad, además de frijol refrito y dulce de pepita con miel y camote con miel.

El día finaliza con una cena en La Hacienda Temozón cuyo menú se inspiró en las costas de Yucatán, entre los platillos estuvo el Tikin-Xik, pulpo en recado negro, pinchos de camarón al pastor, medallones de pescado al ajillo y arroz con marisco local. De postre hubo torta de elote, paletas heladas de frutas de temporada y choco tibio de habanero.

El tercer día de preparación rumbo al Hokol Vuh 2019 inicio con una visita al cenote Sacamucuy, ubicado a 4km. del casco de la Hacienda Temozón, los cenotes son cuevas subterráneas inundadas que los mayas consideraban entradas al inframundo, el auténtico útero de la tierra en Yucatán, uno de los casi únicos lugares en el mundo donde pueden encontrarse. Además de conocer y nadar en el cenote ahí mismo desayunaron chayitas, polcanes, quesadillas de queso de bola con champiñones, chaya y flor de calabaza, así como pimitos.

Posteriormente los chefs fueron llevados a Hacienda Santa Rosa donde aprendieron sobre el mucbipollo, platillo tradicional del Hanal Pixán (fiesta de los muertos) en Yucatán. También tuvieron la oportunidad de conocer el jardín botánico, así como las colmenas de abejas meliponas. Almorzaron crema de chaya, mucbipollo, helado de queso de bola y dulce de papaya con miel melipona. Después de un día tan productivo y lleno de mágicas experiencias regresaron a Hacienda Temozón donde vivieron la experiencia Embajadores del Maíz, en el cual recorrieron el caso histórico de la hacienda, milpa, silos y el museo. También asistieron a un conversatorio sobre el proyectos Milpa Sustentable y tuvieron una cena de 7 tiempos que consistió en sofrito yucateco, ensalada del huerto, sopa de milpa, toóbi holoch, toóbi kai, cordero del campo y bombón de calabaza.

Estamos a un día del Hokol Vuh, una experiencia única e irrepetible, ya queremos descubrir los exquisitos platillos que los chefs invitados podrán desarrollar para la cena de 9 tiempos, pero algo tenemos seguro, será algo sorprendente.