3 ideas para vacacionar durante Semana Santa en Yucatán

357 Views 0 Comment

Catherwood Travels es un extraordinario punto de partida para conocer la cultura Maya y a sus más de tres milenios de vida. Al margen de las rutas más comunes, Catherwood te pone en contacto con experiencias únicas e irrepetibles que sólo están al alcance de los viajeros más afortunados, déjanos contarte algunas opciones que te proponemos para disfrutar durante semana santa.

Visitar un cenote privado y la zona arqueológica más famosa de Yucatán.

Los cenotes son un atractivo de Yucatán que no encontrarás en ningún otro lado del mundo y parte de nuestra cultura viva. Del maya “ts’ono’ot”, los cenotes eran lugares sagrados para los antiguos mayas, pues los consideraban umbral del inframundo y ámbito sagrado. Por otro lado, han sido las únicas fuentes de agua fresca en un territorio que no conoce ríos, arroyos, lagos ni estanques. Los cenotes siguen siendo centrales en la vida maya y muchos de ellos están abiertos al público, pero Catherwood Travels ofrece acceso exclusivo a cenotes privados como Xocempich.

El Cenote Xocempich se encuentra en un bellísimo entorno exuberante y sereno, para llegar a él se requiere bajar unos escalones, que te conducirán al fondo, ahí encontrarás un entorno magnífico que te transportará lejos de la vida cotidiana. Mientras nadas en él podrás disfrutar de la vista de lianas colgantes, plantas tropicales y el silencio. Al terminar el baño, tendremos para ti listo un delicioso el almuerzo tradicional de Yucatán, cocinado al fuego de leña y servido bajo un viejo árbol gigante. Posteriormente puedes visitar el sitio arqueológico más famoso del mundo prehispánico y posiblemente uno de los más complejos, Chichén Itzá. Originalmente construido por los mayas, más tarde conquistado por Itzás y Toltecas, y finalmente derrotado por príncipes de Mayapán. Recorrer este lugar en compañía de uno de los expertos de Catherwood, será una experiencia inolvidable.

Vivir la fe en Izamal.

Izamal es el corazón religioso de Yucatán, la devoción histórica se remonta a 2,500 años atrás, cuando se fundó la ciudad por Itzamná, en los días del esplendor de la cultura maya, en la era prehispánica. A la llegada de los españoles, este territorio estaba rodeado por pirámides cubiertas, por ello que se le conoce como «Ciudad de los Cerros». Hoy aún se observan vestigios de ocho edificios monumentales y al menos 160 basamentos que se encuentran por toda la ciudad.

Hoy en día Izamal tiene el atrio cerrado más grande de América y el segundo en todo el mundo sólo después del de San Pedro en el Vaticano. Está construido sobre la pirámide Pap Hol Chac, considerada una de las más grandes e importantes de Izamal y vivir los ritos y ceremonias de cuaresma en él será una experiencia hermosa y digna de recordar. Private Hacienda cuenta con tres propiedades este pueblo mágico, Casa de Madera, Casa Azul y Casa de los Artistas, cada una cuenta con su propia personalidad y encanto, hospedarte en cualquiera de ellas durante una semana será perfecto para relajarte y disfrutar de la magia de Izamal durante semana santa.

Descubrir lo tranquilo de vivir en una isla privada y disfrutar de la pesca.

Punta Pájaros, es un paraíso en toda la extensión de la palabra, es un lugar para disfrutar de la naturaleza asombrosa del Caribe mexicano en coexistencia perfecta y respetuosa con la vida silvestre; sus afortunados visitantes encuentran en esta isla privada un espacio de tranquilidad, hermosas playas de arena deslumbrante frente a un mar multicolor… alejado de la civilización, pero no de sus comodidades, es el área donde se puede practicar la mejor pesca con mosca del mundo. En la isla podrás encontrar espacios para la relajación, cómodas sillas para descansar después de un largo día de pesca y un bar bien surtido, internet inalámbrico y de ser necesario teléfonos satelitales.

En este paraíso puedes caminar por senderos de arena blanca que pocos pies han tocado, y simplemente descansar en una hamaca o alimentar tu espíritu de aventura en uno de los arrecifes mejor cuidados en el mundo, recorrer la isla en bicicleta o las increíbles playas cercanas en kayak… visitar Chac Mool y Tupac, las zonas arqueológicas de la isla y darte cuenta de que hace mucho tiempo ya otros antes que tú se habían enamorado de este lugar.