Lugares verdes que debes visitar en Yucatán

901 Views 0 Comment

Yucatán fue designado como el estado más verde de México en el 2019, y con la próxima celebración del Día de San Patricio en puerta, hoy queremos contarte sobre 4 lugares en los que podrás vivir experiencias mágicas rodeadas de naturaleza y con el color verde imperando durante todo momento para llenarte de paz, déjanos guiarte.

1.- Celestún

Sentirás que te vuelves uno con la naturaleza yucateca al visitar la Biosfera de Celestún, un refugio para la fauna y área protegida desde hace más de 30 años, ubicada en un auténtico y tranquilo puerto de pescadores cuyo nombre en maya significa “piedra pintada”, en él pareciera haberse detenido el tiempo pues aún conserva la paz de antaño.

Entre sus atractivos naturales se encuentran, al oriente el manantial Baldiosera donde se puede nadar y bucear, también está el manantial Cambay que es un ojo de agua dulce. Si tu espíritu de aventura va aún más allá, también puedes remar en kayak por los estrechos canales que conducen a través de los manglares y explorar alguna de las zonas más remotas de la reserva. El recorrido en lancha es muy recomendable y la mejor manera de entrar en contacto con los flamencos que visitan esta playa de marzo a agosto.

2- Dzibilchaltún y el Cenote Xlakah

Dzibilchaltún es considerada una de las ciudades mayas más antiguas, su nombre significa “el lugar donde hay escritura en las piedras planas”. Se ubica en el kilómetro 14 de la Carretera Mérida Progreso. Los días 21 de marzo y 20 o 21 de septiembre se observa al amanecer, en el Templo de las Siete Muñecas el fenómeno arqueoastronómico que corresponde al equinoccio de primavera y otoño. En el interior de la zona arqueológica se encuentre el Museo del Pueblo Maya que hospeda varios artefactos mayas y españoles, desde objetos de barro hasta pinturas, armaduras y armas, varias estelas mayas, piedras y dinteles tallados en excelentes condiciones.

Otro detalle que enamora de esta zona arqueológica es el cenote, llamado en lengua maya Xlacah, que significa “pueblo viejo”. Este mágico cenote aún conserva la belleza de sus transparentes aguas y su riqueza de flora y fauna que te envolverá con su vivo color verde.

3.- Hacienda Itzincab Cámara

Itzincab Cámara, una hermosa hacienda en Tecoh Yucatán, al sureste de Mérida. En el corazón de la hacienda se puede admirar los vestigios de una plataforma prehispánica, que tiene una escalinata construida en la época henequenera y la cual conduce a la cúspide donde hay un pequeño mirador desde cuya cima se puede contemplar la puesta de sol y una vista incomparable de la selva, que para muchos el verdadero encanto de Itzincab.

Actualmente está propiedad es una de las haciendas más enigmáticas de Yucatán. Una hectárea completa compone el resort, cuenta con catorce habitaciones, tres piscinas enclavadas en los exuberantes jardines, sala, comedor, sala de lectura, área de masajes y meditación, cocina totalmente equipada, sala de conferencias y helipuerto. Este es el lugar perfecto para disfrutar de la naturaleza y el sonido de las aves acompañado de un cóctel de frutas con una limonada con agua mineral y sal.

4.- Traspatio Maya

Traspatio Maya es una marca de ingredientes gourmet que, a través de procesos de cosecha totalmente artesanales, fortalece e impulsa la agricultura familiar para una mejor nutrición en comunidades rurales, además de la generación de oportunidades de desarrollo económico y social a partir de los productos que se cosechan. Acercarte a estás comunidades y conocer su modo de vida, sus cosechas y su riqueza cultural te pondrá en contacto con la naturaleza.

Traspatio maya nace del programa de empresas sociales de Fundación Haciendas del Mundo Maya (FHHM), que desde el 2002 trabaja por un desarrollo integral y sustentable en las comunidades de la Península de Yucatán. El nombre de la marca viene de la manera de producir los ingredientes, pues un traspatio maya o solar es el espacio donde las familias de la Península cosechan especies nativas para su propio consumo. En el traspatio maya también se crían animales y se cosechan fibras naturales para la elaboración de artefactos de hogar.