Inspírate para conocer después: Celestún

348 Views 0 Comment

En Catherwood Travels sabemos que los viajes, de momento, se encuentran detenidos. Pero nuestro espíritu aventurero nunca descansa y hoy queremos contarte 5 datos sobre un destino mágico en Yucatán, quizá al terminar de leer este artículo estés convencido que un viaje a Celestún será el primero en tu lista al terminar la contingencia por el COVID-19.

1.-
Celestún es considerada la cuna del ecoturismo en México. Su nombre significa “piedra pintada” en maya yucateco, y es un tranquilo pueblo de pescadores situado 91 Km al oeste de Mérida. Aquí puedes encontrar extensos tramos aislados de hermosas playas y palapas donde se sirven los mejores pescados y mariscos en la región. Si buscas escapar de las multitudes de la ciudad y disfrutar de la naturaleza, este sitio es ideal para ti.

2.-
Celestún es área protegida desde hace más de 30 años, por lo que quedarás encantado con todas las aves que surcan el cielo, la arena y las cálidas aguas de un verde esmeralda. Aquí habita una de las mayores colonias de flamencos rosados del mundo.

3.-
Entre sus atractivos naturales se encuentran el manantial Baldiosera, donde se puede nadar y bucear; el manantial Cambay, que es un ojo de agua dulce; y está Tambor, donde el principal atractivo son los flamencos, quienes deben su pigmentación a la concentración de caroteno en el agua.

4.-
Para observar a los flamencos, Catherwood te llevará en lancha. El recorrido puede durar hasta seis o siete horas y puede ser tanto por tierra como por agua. Puedes hacer el mismo recorrido por la noche, y es completamente distinto. Te encontrarás con animales que no pueden ser vistos durante el día y que salen a cazar cuando el sol se oculta.

5.-
Si tu espíritu aventurero aún pide más, puedes alquilar un kayak y remar por los estrechos canales que conducen a través de los manglares y explorar algunas de las zonas más remotas de la reserva. La mejor temporada para ver flamencos es de noviembre a abril. Por tratarse de una zona natural protegida, las lanchas de turistas tienen prohibido acercarse a los flamencos. La distancia máxima permitida es de unos 20 metros, aproximadamente. No olvides llevar repelente de insectos.