Inspírate para conocer después: La gastronomía de Yucatán.

258 Views 0 Comment

La gastronomía yucateca, producto del mestizaje, conserva la esencia del mundo prehispánico y a la vez refleja la asimilación y recreación de las aportaciones ibéricas, orientales y sudamericanas. Esa variedad de sabores y aromas que conquistan al paladar de los visitantes y se encuentran arraigados en la cultura de Yucatán, proviene del uso imaginativo de infinidad de ingredientes, nativos y adoptados, así como técnicas antiguas enriquecidas por la influencia española. Hoy queremos aumentar los motivos que te traerán a Yucatán, cuando termine la cuarentena, de la manera más deliciosa.

La cocina yucateca se distingue por la combinación de ingredientes como el orégano y su perfumado olor, la acidez de la naranja agria, el picor de chiles como el habanero o xcatic, así como el sabor de la cebolla morada, tomate, cilantro, la pepita de calabaza y el achiote; lo que dan como resultado un sazón único y especial, otorgando a cada platillo una personalidad única. Hoy queremos contarte sobre 5 platillos clásicos de Yucatán.

Cochinita pibil

Este es uno de los platillos, de la gastronomía yucateca, más reconocidos y queridos en el mundo. Es un manjar que combina lo mejor de dos culturas: el cerdo (proveniente de España) y el achiote (pigmento de la cultura maya). Preparada sobre hojas de plátano en un horno de tierra y acompañada con cebolla morada curtida, chile habanero y tortillas de maíz.

Poc Chuc

Pok chuk bak’ en maya, es carne asada al carbón. Algunos historiadores creen que los mayas lo cocinaban con carne de pecarí sobre piedras calientes. Otros atribuyen la creación de este plato a finales del siglo XIX o principio del siglo XX. Lo cierto es que con la llegada de los españoles se introdujo el cerdo y es cuando el guiso comienza a tomar la forma con que hoy lo conocemos. Se acompaña con cebolla morada asada, frijol colado, habanero y tortillas de maíz.

Papadzules

La pepita es otro de los ingredientes base de la comida yucateca y es lo que le da un sabor característico a los papadzules. Los papadzules se preparan con tortillas de maíz, huevo cocido, salsa de pepita verde con epazote y salsa de tomate. Se cree que este platillo también era comido en Yucatán desde tiempos ancestrales y que lo único que ha cambiado es el animal de origen del huevo.

Panuchos

Estos antojitos son hechos con tortillas fritas con frijoles negros y cebolla morada. El secreto de su sabor está en freír la tortilla con todo y frijoles, tradicionalmente se acompañan con pavo, pero actualmente puedes encontrarlos con cochinita, pollo asado, de huevo duro y otras variaciones. La tradición popular narra que fueron inventados por “Don Hucho” en La Ermita de Santa Isabel en Mérida.

Relleno Negro

Una de las características más marcadas de la cocina yucateca es el uso frecuente de condimentos, los cuales al unirse crean sabores únicos y exquisitos, el Relleno Negro es un ejemplo de lo anterior; mezclando también carne de molida de puerco, carne de pavo y huevo. Su preparación toma varios días, pues se comienza asando chiles para hacer el recado. Su cocción suele ser enterrada, dándole un sabor único. Se puede disfrutar por cucharadas, en tacos, tortas o en bocados individuales y es el platillo de fiesta por excelencia en las comunidades de Yucatán.